Basílica de San Francisco el Grande

De Madripedia
Saltar a: navegación, buscar

{{{2}}}



Fachada principal.

San Francisco el Grande es una basílica que se encuentra en la plaza que lleva su nombre. La basílica se encuentra al final de la carerra de San Francisco cruzándola la Gran Vía de San Francisco, junto a la calle de Bailén

Historia[ ]

Convento de San Francisco y de Jesús María[ ]

El templo se levanta sobre un pequeño convento fundado por Francisco de Asís en 1217, quién según la leyenda levantó en este lugar una pequeña cabaña en su camino hacia Santiago. Cuando Felipe II convirtió Madrid en capital del reino, en 1561, el convento fue reformado, ganando riqueza e importancia, y se le nombró custodio de los Santos Lugares conquistados por los cruzados. Es entonces cuando recibe el nombre de convento de Jesús y María

Cúpula

En 1760, Carlos III ordenó que el convento fuera reemplazado por una basílica neoclásica. El arquitecto Francisco Cabezas diseñó una cúpula de más de 33 m de diámetro, pero las obras tuvieron que suspenderse en 1768 debido a las complicaciones generadas por semejantes proporciones. La obra fue terminada por Francesco Sabatini en 1784.

En 1835, las autoridades desamortizaron la basílica y la destinaron a albergar un cuartel de infantería; pocos años después se pensó en utilizarla como panteón nacional. Los franciscanos no pudieron regresar hasta 1926.

Mientras, la iglesia fue reformada en 1878. La fachada está dominada por la cúpula y dos campanarios con 19 campanas, once de las cuales forman el carillón de la iglesia.

En 1962 se celebra una misa solemne de consagración, dedicándose a Nuestra Señora de los Ángeles, paso previo para recibir la dignidad de basílica menor en 1965 de la mano de Juan XXIII.

El mal estado de las cubiertas provocó humedades que dañaron parte de su estructura, así como lienzos y frescos del interior. Por ello, en 1974 comienzan las obras que pronto quedaron paralizadas. Una vez reiniciadas, se prolongarán por más de 25 años.

El edificio[ ]

Las siete puertas principales fueron talladas en nogal por Juan Guas, bajo la dirección del escultor Antonio Varela. La imagen central sobre las puertas es de Cristo crucificado con la Fe y la Esperanza a sus pies. A ambos lados aparecen los dos ladrones del Calvario. Los paneles de las puertas contienen escenas bíblicas. En el interior de la basílica hay varias pilas de mármol de agua bendita soportadas por ángeles de bronce.


Fuentes[ ]

  • El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.