Barrio de Salamanca

De Madripedia
Saltar a: navegación, buscar
Situación: Entre las calles de Alcalá, O'Donnell, Doctor Esquerdo, Francisco Silvela y el paseo de la Castellana
Autor/es: Marqués de Salamanca
Fecha de construcción: A partir de 1864


El barrio fue proyectado por Carlos Mª de Castro en 1860 dentro del denominado Plan Castro y llevado a cabo, en su primera fase por el marqués de Salamanca, quien murió arruinado por tal empresa y sin verlo terminado. Lo que provocó la ruina de José de Salamanca fue, principalmente, la falta de infraestructura urbanística. Tuvo que acometer por sí mismo las obras de parcelación, urbanización y edificación lo que incrementó las ya naturales dificultades de una obra de gran magnitud como era la construcción de todo un barrio. El proyecto de Salamanca era construir 350 casas repartidas en manzanas de ocho o doce edificios, con una altura de tres pisos, en torno a un gran patio interior ajardinado. La construcción del barrio finalizó en los años setenta del siglo XX. Las primeras casas construidas fueron las situadas al comienzo de la calle de Serrano, entre las de Don Ramón de la Cruz y Villanueva (hoy tienen los números del 18 al 62). Fueron construidas por el arquitecto Cristóbal Lecumberri. Cinco años más tarde el marqués se hallaba ya completamente arruinado y tan sólo se habían construido cincuenta y nueve edificios y doce hoteles en la desaparecida calle de la "S" rodeados de jardín y alguno en la de Villanueva.

Las primeras casas construidas en la calle de Serrano ocupaban una manzana completa y tenían un jardín interior. Uno de los jardines interiores era el que contemplaba Gustavo Adolfo Bécquer desde su ventana pues vivía en el nº 25 de la calle Claudio Coello, y sus balcones interiores daban a dicho jardín. Las casas contaban con piso bajo, principal, segundo y tercero y cuarto (destinado a buhardillas). El piso principal y el segundo se proyectaron como auténticos palacetes con jardín privado y cocheras sobre el patio de manzana. A pesar de que las casas del barrio de Salamanca el barrio aristocrático de Madrid fueron las primeras en tener luz eléctrica, termos de agua caliente, cocinas de carbón, w.c., los desagües más rápidos, ascensores y teléfono, sus fachadas fueron muy criticadas por su monotonía y falta de variedad -la única decoración eran los frontones superiores de los balcones- porque presentaban un aspecto pobre y contrastaban con los bellos palacios y palacetes que se construyeron alternando uno y otro tipo de edificación.



Este artículo incorpora material del Diccionario Enciclopédico de Madrid, de María Isabel Gea, publicado por Ediciones La Librería, autorizada su inclusión en Madripedia bajo licencia Reconocimento-CompartirIgual