Edificio La Unión y el Fénix

De Madripedia
Saltar a: navegación, buscar


Situación: Paseo de la Castellana, 37
Autor/es: Luis Gutiérrez Soto
Fecha de construcción: 1971
Destino actual: El mismo


Ocupa la manzana en la que se hallaba anteriormente el palacio del duque de Montellano y más anteriormente por el de Indo. En 1864 Miguel Sáinz de Indo mandó construir aquí su propia residencia rodeado de un jardín paisajista. En 1901 lo compró el duque de Montellano y mandó levantar un nuevo palacio en el que vivió durante unos meses de 1955 el entonces Príncipe Juan Carlos, durante su etapa anterior a su formación militar. Años más tarde la compañía aseguradora La Unión y el Fénix convocó un concurso privado entre cinco arquitectos, lo que provocó una gran polémica. Lo ganó Luis Gutiérrez Soto en 1965. La idea de la aseguradora era construir un edificio de oficinas y el resto del solar venderlo a buen precio. El problema con el que se enfrentó Gutiérrez Soto fue que tuvo que concebir el edificio de oficinas en la mitad del solar teniendo que extenderlo posteriormente a toda la parcela porque una vez construidos los cimientos de la torre la compañía pidió que los dos edificios que ocuparan el solar fueran para oficinas de la misma. El arquitecto siempre lamentó el tener que hacer un proyecto diferente para cada edificio. Es por esto que el conjunto no presenta una uniformidad arquitectónica. Además, como la condición exigida de la compañía era el rematarlo con la alegoría que simboliza a la aseguradora, el arquitecto proyectó la torre como un gran basamento para el símbolo de la compañía, la cual se trasladó en 1971 desde el Edificio Metrópolis (en la confluencia de la Gran Vía y Alcalá) hasta esta su nueva sede. La torre cuenta con veinte plantas y está chapada en mármol italiano.


Situación: calle de Alcalá, 23, esquina a Virgen de los Peligros
Autor/es: Modesto López Otero
Fecha de construcción: 1930
Destino actual: El mismo

Se construyó en el solar del desaparecido palacio del marqués de la Torrecilla. El arquitecto tuvo que cumplir una serie de requisitos como era que el edificio no fuera “moderno” para no desentonar con la vecina iglesia de las Calatravas, que se construyera en piedra, que la torre, que recuerda a los alminares árabes y que se adopta a modo de torre-campanil de la iglesia, no fuera demasiado alta para no ocultar desde ningún punto de vista la cúpula del citado templo, y que dicha torre fuera coronada con el Ave Fénix, símbolo de la compañía.


Este artículo incorpora material del Diccionario Enciclopédico de Madrid, de María Isabel Gea, publicado por Ediciones La Librería, autorizada su inclusión en Madripedia bajo licencia Reconocimento-CompartirIgual